Tras casi dos años prófugo Alanís fue capturado en un boliche

Fue en un boliche. La policía acusó a los abogados que lo acompañaban de entorpecer el trabajo.

Walter Ariel Alanís (40) quien tenía pedido de captura ordenada por la Justicia Federal fue finalmente detenido a la madrugada en momentos en que se encontraba en un local bailable de la Capital.  Alanís, sindicado por la oposición como supuesto puntero político del ex ministro de gobierno Francisco Gordillo , llevaba un año y siete meses prófugo por la causa de drogas en donde se secuestró alrededor de 90 kilos de marihuana en el año 2012. El procedimiento de detención incluyó un importante desorden en el lugar y el arresto de dos abogados, uno de ellos el defensor de Alanís, quienes, según acusaciones de la policía, entorpecieron el accionar policial.
Según la información a la que pudo acceder este diario -además de lo informado oficialmente-, el hecho se registró alrededor de las 5.50 de la mañana. La Brigada de Investigación que ya trabajaba tras los pasos del sujeto habría contado con datos certeros sobre los movimientos del prófugo que se encontraba en la Capital. Ante esos conocimiento se apostó personal de la Brigada en el local bailable Cuba’s, ubicado en Sánchez Oviedo y General Díaz.
Aparentemente, los efectivos habrían visualizado a Alanís en el local pasadas las 4.30 de la mañana y ya se encontraba en compañía de su abogado Luciano Rojas. Versiones indican que llegaron juntos aunque el mismo Rojas lo negó rotundamente como a todas las acusaciones en su contra. (Ver página 12)
De inmediato, se organizó el operativo para evitar que el sujeto huyera y así analizar el momento de actuar atento que a esa hora el lugar se encontraba colmado de gente.
Fue alrededor de las 5.50 cuando se decidió actuar aprovechando el momento en que Alanís ingresó al baño. Allí habría sido rodeado por personal de Investigaciones y según se aseguró el detenido no opuso resistencia. El problema se originó cuando aparentemente el abogado Luciano Rojas intervino en el procedimiento intentando impedir que lo arrestaran. Según el parte oficial de la policía, el abogado (aunque no lo identificaron) “habría intentado entorpecer el procedimiento agrediendo al personal policial a quienes les arrojó botellas de vidrio y les propinó golpes de puño y patadas, por lo que fue reducido y retirado del lugar en la unidad móvil de la Comisaría Quinta”.
En tanto y en momento en que la policía se disponía a ingresar al abogado al móvil policial habría intervenido el otro abogado, Miguel Leiva, amigo de Rojas.
Sobre este episodio el parte oficial de la policía señaló que “mientras (Rojas) era subido al móvil de la seccional, se presentó otra persona del sexo masculino quien dijo ser también abogado, intentando impedir que se lo llevaran y amenazando al personal interviniente que perderían el puesto de trabajo debido a sus fuertes influencias que poseía e intentó agredir físicamente a los uniformados, por lo que también fue aprehendido y trasladado a la dependencia policial”. Si bien el parte oficial no identifica al segundo abogado, en la conferencia de prensa realizada ayer a la tarde (ver aparte) el jefe de policía confirmó que se trataba de Miguel Leiva.
En paralelo y mientras lo mencionado ocurría Alanís fue trasladado a la Brigada de Investigaciones.
Justicia Federal
Ocurrida la detención, Alanís pasó de inmediato a disponer de la Justicia Federal y el juez Ricardo Moreno ordenó que quede incomunicado, en 48 horas se fijará su indagatoria por el delito que está imputado.
El hecho por el cual se buscaba a Alanís sucedió el 16 de noviembre de 2012 tras el secuestro de 90 kilos de marihuana en el Puesto Caminero de la ruta nacional 38. En el lugar y tras el secuestro de un auto fue detenido Claudio Tello, quien al momento de declarar comprometió a Ariel Alanís al señalar que él lo contrató para realizar el viaje, que en un principio fue pactado hasta Santiago del Estero y que terminó en Corrientes, donde cargaron la droga.  La situación de Alanís se agravó cuando Claudio Tello decidió ampliar su declaración. En la misma aseguró que Alanís le dijo que el cargamento que trasladaban eran “bebidas alcohólicas prohibidas para la inauguración del boliche del ministro Francisco Gordillo”.  Fue el 26 de noviembre cuando el Juez Federal ordenó la captura de Alanís y fue luego de las comprometedoras declaraciones de el detenido.
elancasti.com.ar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar