Por acaparar lugares en la UCR, el brizuelismo designó a una persona que se jubiló por invalidez

Se trata del cargo de “certificador autorizado” que, en una jugada política, el brizuelismo madrugó a las otras líneas internas y propuso a la ex candidata a concejal del circuito 3, Silvia Cisterna de Leiva, para cubrir dicho espacio.

En el marco de la distribución de cargos, entre ellos, las secretarías de los apoderados y otros espacios del Comité Provincia -que se realizó el pasado viernes-, el sector que lidera el diputado nacional Brizuela del Moral, en su afán de acaparar con las mayorías los lugares en la UCR, terminó designando a una persona que se jubiló por invalidez hace más de diez años.

Se trata del cargo de “certificador autorizado”, para el cual, en una jugada política, el brizuelismo propuso a la ex candidata a concejal del circuito 3, Silvia Cisterna, madrugando a las otras líneas internas.

Si bien el cargo en cuestión es ad honorem, tiene la misión de realizar varios trámites que le compete al radicalismo ante la Justicia Federal con competencia electoral hasta las firmas de las fichas de afiliación. Lo que significa que se trata de un espacio con una carga pública considerable.

Pero, al parecer, los operadores del Movimiento Renovador no se percataron de tal detalle y designaron a una persona que, de acuerdo con la resolución interna del Instituto Provincial de Prevención Social, fue jubilada  por un informe de la Junta Médica, que determinó una incapacidad del 70 % total y permanente y de una incapacidad general también del 70 %. Esto significa que no podría ejercer ningún cargo con una alta responsabilidad pública.

De acuerdo con la información a la que accedió LA UNION, ya habría dirigentes que pedirán la impugnación de la dirigente brizuelista en el cargo, una vez que se reúna la convención  partidaria.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar