Peregrinos santiagueños se preparan para visitar a la Virgen del Valle

Un grupo de santiagueños se prepara para volver a transitar a pie los cientos de kilómetros que separan Santiago del Estero de Catamarca, para venerar a la Virgen del Valle en su fiesta anual en el mes de diciembre.

Por la pandemia, el año pasado no pudieron concretar su tradicional peregrinación por lo que hoy iniciaron los preparativos para una procesión más que especial, que este año tendrá menos promesantes en ruta debido a la situación sanitaria actual y a las pérdidas que ocasionó el paso del coronavirus por la comunidad santiagueña.

Son los integrantes del grupo de peregrinos San Expedito los que, a pesar de «estar sobre la hora», se propusieron iniciar los preparativos para la procesión que tendrá su partida el 30 noviembre con la intención de llegar al altar el día previo a la fiesta central de la Morenita.

«Después de un año de no haber podido ir, vamos a realizar la peregrinación hacia la Virgen del Valle. Este año será con menos gente, porque ya estamos sobre la hora y hay gente que no está preparada ni física ni anímicamente para hacerlo por la situación que atravesamos desde hace un año y medio», confirmó Lorenzo Galván, referente del grupo.

Y se permitió ahondar en esta experiencia para la que se preparan, desde lo espiritualmente significativo: «Quizás sea ésta la verdadera peregrinación que quiere Nuestra Madre del Valle. Muchas de las otras se realizaron con mucho apoyo, con alegría, tal vez muy parecido a un paseo, pero hoy debido a la realidad que nos toca vivir, tendremos que hacer un verdadero sacrificio para peregrinar. Será una entrega multiplicada la que tendremos que hacer, en muchos sentidos. La pandemia nos ha llevado a tomar conciencia de la importancia de la fe, del agradecimiento a quienes nos ayudan».

Y agregó: «Será una peregrinación distinta. Le debemos muchas cosas a Nuestra Virgencita; cumpliremos promesas y pediremos por la familia, por los vecinos, por los amigos, por lo enfermos, por el alivio de todas las personas que hoy sufren; pediremos por el fin de la pandemia. Muchos chicos del grupo perdieron familiares, y esta será la oportunidad de pedir su interceción para que el dolor calme, la enfermedad desaparezca y volvamos a tener la fe que tanto nos movilizaba”.

La peregrinación del grupo San Expedito dará comienzo el 30 de noviembre en horas de la tarde. “Vamos a ir rezando, orando y pidiendo por todos los que necesitan alivio. Este año lo haremos con más fuerzas que nunca, con mucho aliento, levantando al que se encuentre un poco decaído».

«Vamos a imponer la oración ante todo, porque la oración sana”, indicó Galván.

Fuente, imagen: Diario El Liberal

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar