Contreras pidió que Bacchiani muestre los fondos para otorgar la domiciliaria

La decisión fue en consonancia con el Ministerio Público Fiscal. El magistrado condicionó ahora al trader.

El juez federal Miguel Ángel Contreras rechazó en forma provisoria el pedido de prisión domiciliaria que realizó Edgar Adhemar Bacchiani. Ahora el magistrado condicionó al “trader god” a que demuestre los fondos para poder otorgarle el beneficio, con el que pretende hacer frente a la deuda con los miles de damnificados de la firma “Adhemar Capital”.

Hace doce días atrás, el imputado solicitó que se le otorgue la posibilidad de poder continuar detenido en su domicilio para poder cumplir con la devolución de capitales a los damnificados. Para ello, el polémico trader había solicitado un equipo de trabajo y la apertura de sus oficinas, para albergar entre 60 y 70 personas a diario.

Ante esta posibilidad, el juez federal consideró que los damnificados no están en condiciones de sufrir otra decepción. Es decir, que si bien, se anticipó que la justicia no sería garante de los pagos, tampoco se puede permitir que la paz social se vea alterada por otro “frustrado” intento de pago.

Por este motivo, es que Contreras no dejó cerrada la posibilidad de una posible domiciliaria a Bacchiani pero, la misma en esta oportunidad debe estar sujeta a la demostración de los fondos con los cuales pretende afrontar la deuda.
La resolución, fue realizada en consonancia con lo peticionado por el fiscal federal Santos Reynoso, quien solicitó que el “Trader God” demuestre la existencia de fondos suficientes para poder cumplir con sus obligaciones, para recién expedirse sobre una situación beneficiosa para el imputado y los acreedores.

Por su parte, el magistrado consideró que, hasta el momento no está acreditada en forma fehaciente la existencia de fondos en las cuentas del polémico trader y, que con respecto a la imposibilidad de demostrar estando Bacchiani en la cárcel, la misma no fue planteada aún por ninguna de las partes.

Denegatoria 
El Esquiú.com pudo acceder a fragmentos de la resolución del juez federal Miguel Ángel Contreras que manifiesta lo siguiente: “surge claramente que no es facultad del Juez, ni del Ministerio Público Fiscal efectuar los pagos a los acreedores, sino que tal solución al conflicto y restablecimiento de la paz social se produce por un acuerdo entre imputado y víctima, el cual debe ser homologado en sede judicial, circunstancia esta que haría posible que el Ministerio Publico Fiscal extinga acción pública por este delito”.

Sobre el pedido realizado por la defensa y la querella, sostiene “Ahora bien, sobre el tema es importante destacar dos realidades incuestionables en el devenir de las actuaciones, en primer lugar, nunca el imputado Edgar Adhemar Bacchiani ha podido probar fehacientemente la cantidad de capital para afrontar sus deudas a pesar de las varias y hasta contradictorias explicaciones que ha brindado en el marco de sus declaraciones indagatorias; y segundo, que NO todos los actores interesados en que su dinero sea devuelto se encuentran conformes con el pedido de detención domiciliaria sin antes demostrar la existencia de dichos capitales, más allá de la modalidad del pago, sumado a que el Ministerio Público Fiscal, titular de la acción pública y representante de los intereses de la sociedad, efectúa la misma consideración”.

“No obstante lo señalado, tampoco está evidenciado que la situación carcelaria que involucra al peticionante, constituya por sí mismo -ni tampoco el interesado lo invoca- un obstáculo de insalvable carácter que impida de un modo incuestionable mostrar los cripto-activos que afirma poseer en sus cuentas. En otros términos: nada autoriza a sostener (ni siquiera suponer), que la mera exhibición, que no el pago, de la existencia del capital para enfrentar las prestaciones contractuales, requiera de una modificación en las condiciones de detención”.

“Dicha demostración de la capacidad de pago, se eleva al rango de exigencia, cuando el derecho que lícitamente desea ejercitar, como es el pago a sus acreedores y denunciantes a través de la transferencias de activos virtuales (USDT, BTC, etc.), constituye un sistema negocial que si bien hoy nadie discute su perfomance y proyección, tampoco pues, nadie ignora, por resultar un dato de la realidad que es de público y notorio, que tal sistema económico transita por una crisis en su cuantía valórica que ha condicionado seriamente el mercado de los criptoactivos”.

“Bástenos, para justificar tal visión de las cosas, la lectura de cualquier diario para tomar nota que tal moneda de cambio ha sufrido una baja histórica de la que no existen signos de una recuperación rápida. De allí que, en tales condiciones, se erige en un imperativo categórico para que cobre vitalidad el pedido, la inexorable exhibición del capital”.

No más decepciones 
“En resumidas cuentas, sumar una ilusión, una esperanza de cobro a la luz de tales antecedentes, no parece requerir más esfuerzo que el dictado de una resolución que así lo disponga. Lo difícil en cambio, si tenemos en cuenta las consecuencias de nuestras acciones, es recuperarse de la decepción que eventuales incumplimientos pudieren generar que sin dudas multiplicarían el cuadro de agravios que actualmente los ahorristas sufren. No existe margen para ello. – Pero los señalados, no solo representan factores advertidos desde este lugar”.
“Finalmente, resta expresar, que ningún camino está cerrado si de dar satisfacción a los ahorristas se trata; pero su apertura depende a los fines de verificar el carácter genuino de la voluntad y posibilidades de pago, que el deudor, si, el deudor, simple y naturalmente, demuestre que tiene la solvencia adecuada para enfrentar el tamaño de las acreencias reclamadas. Tan simple como eso”.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar