Finalizaron las Festividades en Honor a Nuestra Señora de Belén

Finalizaron las festividades en Honor a Nuestra Señora de Belén,  a las 19Hs.  la Imagen de  Nuestra Madre de Belén partió desde Santuario para recorrer  las calles de la ciudad hasta llegar a la Rotonda  de Avenida  Virgen de Belén frente a Barrio presbítero Manuel Acevedo. Luego a las 20 hs.  dio inicio la Santa Misa con una multitud de feligreses que se reunieron a  celebrar el día de María de Belén. La Misa  fue presidida por el Vicario General Julio Quiroga del Pino, acompañado por varios sacerdotes, además estuvieron presentes   en la ceremonia  el intendente de Belén José Arnoldo Avila, Concejales y Miembros del Gabinete Municipal.
La Homilía estuvo a cargo del Pbro. Victo Vizcarra: “Este día  si bien la motivación fundamental nos llama a  encontrarnos  con Nuestra Madre Santísima con toda la iglesia  celebramos la Solemnidad de la Epifanía es decir de esa manifestación de Dios a todos y cada uno de nosotros ese salir al encuentro para saciar en nosotros esa inquietud  ese hambre de Dios, que cada uno lo va buscando en su propia  vida en su propia experiencia”.
“Hoy Venimos  a ser la misma experiencia  vital de los magos de oriente, venimos a adorar a  Dios, y como ellos  encontramos a el propio Dios , ese Dios que se hace hermano, ese Dios que se hace uno de Nosotros, en los Brazos de María”
“Muchos han hecho grandes caminata, muchos han hecho grandes sacrificios, muchos han abierto el corazón para recibir a los peregrinos, pero todos y cada uno estoy seguro, que traen en su corazón, la oración, es encomendarse  en la oración  de cada uno de nosotros, de aquellos hermanos que han quedado en  nuestras casas, en nuestros pueblos, aquellos que por distintos medios  nos pidieron que rezáramos, que  los pongamos en el corazón de la Virgen, que los pongamos al lado de nuestro Señor Jesús. Hoy venimos a hacer la experiencia  de los Magos de adorar a Dios, venimos a encontrarnos con la Virgen que es la que  primero adora y como Madre nos enseña a nosotros  a que hay un solo Dios, ese dios que no quiere ser temido sino que quiere ser amado y que  a pesar de las ingratitudes por allí nos cierran el corazón el sigue insistiendo en mostrarnos cuanto nos ama”.
Una vez finalizada la Santa Misa comenzó la Procesión  que acompañada por una mutitud  recorrió  la Avenida Virgen de Belén, luego  calle Belgrano para  luego llegar al Santuario por calle  Lavalle.
En el Atrio  se  entonó el Himno Nacional Argentino,  se expresaron palabras de  circunstancias para realizar la apertura del Año Diocesano de los Laicos, y se realizó la bendición Final, luego ingreso la imagen de nuestra Madre de Belén, con mucha emoción y con pañuelos  en lo alto finalizaba estas festividades en honor a Nuestra Señora de Belén.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar