Bajo El Durazno destapó el gran conflicto limítrofe provincial

 

Los límites internos de la provincia se rigen por un decreto antiguo e impreciso, que varía en sus interpretaciones.

La disputa por saber quién pertenece Bajo El Durazno, si a belichos o andalgalenses, ha destapado la insólita realidad limítrofe de Catamarca, que selló sus límites interdepartamentales de manera provisoria en 1895 y nunca más se ha modificado. Desde la Administración Provincial de Catastro aseguraron tener documentación, pero que la responsabilidad está en la Legislatura, donde deberá discutirse una ley.
“Leo al senador Ricardo Castellanos decir que los límites están perfectamente definidos y que esa información está en el archivo histórico y no puedo coincidir con él. Existe una indeterminación de límites en todos los departamentos, hay que decirlo”, explicó el ingeniero Gustavo Castillo, a cargo de la investigación limítrofe, quien además agregó que hasta el momento no existe ninguna ley, aunque hubo un anteproyecto presentado durante el mandato de Arnoldo Castillo como gobernador.
“Como catamarqueño me gustaría que exista una ley de límites que defina los 16 departamentos de la Provincia. Tenemos alrededor de 250 ingenieros agrimensores matriculados en la provincia. No hace falta ir a otro lado, hace falta la decisión y la acción política”, sentenció.
Por otra parte, explicó: “Nos manejamos en algunos departamentos con leyes que crearon entre ellos, que son muy antiguas, y en otros nos manejamos con un decreto del 22 de abril del año 1895. Ese decreto dice que esos límites se mantendrán ‘hasta que la Honorable Legislatura dicte la ley’. El artículo n°110 de la Constitución Provincial, en el que se habla de las atribuciones del Poder Legislativo, dice en su inciso 29: ‘Fijar las divisiones territoriales, que llevarán la denominación de departamentos’. Es decir, los que tienen que dictar la ley son nuestros diputados y senadores”, explicó Castillo.
Respecto a la puja entre Belén y Andalgalá, dijo que Catastro “tiene estudios realizados”: “Este estudio, de acuerdo con los límites de propiedad, establece claramente el límite entre Belén y Andalgalá. Es un estudio de hace varios años. A lo largo de los años han hecho lo fácil, patearon la pelota para afuera, hicieron tiempo y así estamos”.
Aclaración
Por su parte, el administrador general de Catastro, Mario Richard, expresó: “En ningún momento dije que Bajo El Durazno se encuentra en Andalgalá. Fui muy claro al decir que los estudios no nos dan una dirección exacta de dónde se encuentra la mina, sino del límite”.

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar