Al camionero baleado lo coimearon y le cobraron un dineral por operarlo

Para colmo, por ser diabético, la recuperación le costará mucho más. No sabe si volverá al Mercofrut.

Luego de ser baleado mientras iba al Mercofrut de Tucumán, el comerciante fiambalense César Bordón (44) sigue atravesando un mal momento, ya que le cobran una importante suma de dinero para intervenirlo quirúrgicamente.
Además, le habrían pedido una coima para entregarle rápido su camión.
Según indicó, hasta ayer sus gastos médicos por la herida que recibió en el tobillo ascendían a los 22.200 pesos, ya que no cuenta con obra social.
Tuvieron que hacerle numerosos estudios ya que es diabético, situación que lo complica aún más. «No sé cuánto demorará en curarse la herida que tengo”.
Efectivos de la comisaría Cuarta, además, habrían coimeado a su empleado para acelerar los trámites para devolverle el camión, el cual recibió una docena de impactos de bala.
Al respecto, el comerciante contó que le cobraban 2.500 pesos y que siempre en Tucumán hay que andar con dinero porque las coimas son una constante.
Para peor, indicó que «llegando a los depósitos de Emilio Luque había una camioneta de la Policía, toqué bocina reiteradas veces y estaban durmiendo”.
Bordón salió desde Fiambalá, lugar en el que vive, al mando de su camión Iveco de color blanco en compañía de un empleado y un automóvil intentó detenerlo a los tiros.
Cuando pasaron Famaillá un vehículo se les cruzó adelante e intentaron frenarlos sin éxito. Seguidamente, el auto se les puso al lado y abrieron disparos repetidas veces.
«Yo sentí el ruido de la puerta y un ardor (cuando le dispararon en el tobillo izquierdo). Trataban de pasarme y les metí el camión adelante. Habremos hecho unos diez kilómetros. No pensaba nada, en un momento agaché la vista y el velocímetro marcaba 130 kilómetros, tenía todo el tablero encendido y los tiros fueron dañando el camión”, contó Bordón en declaraciones radiales.
Con ruedas pinchadas, logró sobrevivir a la embestida hasta poder refugiarse en el Mercofrut. Allí lo auxiliaron y fue derivado al Centro de Salud tucumano.
El futuro todavía no es claro para el comprovinciano, quien se traslada una o dos veces por semana hacia Mercofrut.
«En este momento estoy bloqueado. No sé qué voy a hacer”, expresó Bordón, resaltando que «para colmo soy diabético, por lo que la herida en el tobillo no sé cuánto tiempo demorará en curarse”.
Tiene que afrontar además, gastos de reparación de su camión, con el cual había comenzado a trabajar hacía no mucho tiempo.
Por otra parte, Bordón se refirió a lo esgrimido por las autoridades de seguridad tucumana, quienes dijeron que es un «hecho aislado”. «No sé qué entienden por aislado. Hay muchísima inseguridad”, rechazó.
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar